Retención de Orina. Urgencias en Urología.


RETENCION DE ORINA
Urgencias en Urología

La retención urinaria es una de las emergencias urológicas más comunes, que afecta principalmente a hombres mayores. La retención urinaria es la incapacidad para orinar y, por lo tanto, la de vaciar la vejiga. Puede ser un cuadro agudo o crónico, así como espontáneo o verse precipitado por otros problemas como por ejemplo una Infección Tracto Urinario o el estreñimiento.

La causa exacta que suscita la retención urinaria aguda no está clara, sin embargo, varias condiciones pueden contribuir o incurrir  conjuntamente en su presentación. 

1) Llenado vesical con contracción del esfínter uretral 2) Primera sensación de micción; vejiga a medio llenar con inhibición voluntaria de la micción. 3) Deseo miccional normal. 4) Micción: contracción del músculo detrusor y relación del suelo pélvico y del esfítnter uretral.

La siguiente tabla refleja esquemáticamente las causas de Retención Aguda de Orina.

RETENCION AGUDA DE ORINA - CAUSAS
Obstructiva
Obstrucción mecánica
o   Crecimiento Benigno de la Próstata
o   Estenosis uretral
o   Estreñimiento
o   Masa pélvica
Obstrucción dinámica
§  Crecimiento Benigno de la Próstata
§  Incremento del tono muscular liso debido a dolor posoperatorio y drogas
Inflamatoria
Infección Tracto Urinaria
Prostatitis
Neurológica
Interrupción de la inervación mota y sensitiva a la vejiga
§  Lesión de la medula espina
§  Esclerosis múltiple
§  Cirugía pélvica
Sobre distensión
Post anestésica
Ingesta de alcohol
Drogas
§  Epinefrina, seudo epinefrina
§  Antidepresivos

La obstrucción puede deberse a causas mecánicas o dinámicas. La inflamación, la hinchazón y el edema a menudo son el resultado de una infección del tracto urinario. Diversas condiciones neurológicas, a su vez,  pueden llevar a la retención, y la distensión excesiva de la vejiga reduciendo  la capacidad de la vejiga para contraerse normalmente.
El tratamiento de la retención urinaria aguda requiere una “cateterización” urgente la cual brindará un alivio inmediato de la incomodidad del paciente.


Hiperplasia Benigna de la Próstata produciendo Obstrucción a la salida de la vejiga.  

Para este procedimiento invasivo, es importante recordar, que la evacuación vesical completa y abrupta, puede condicionar sangrado vesical, reconocido clínicamente como “Hematuria Ex Vacuo”. Lo ideal en esta situación, es realizar la evacuación de unos 200 cc cada 15 a 20 minutos siendo necesario también, cuantificar el volumen vaciado total.

Si el cateterismo uretral en el contexto de atención primaria falla, entonces el paciente deberá ser valorado por un Urólogo, que en función a la posibilidad o no de realizar el cateterismo vesical, deberá considerar u optar por la colocación de una talla supra púbica.



Aquellos pacientes con función renal normal a quienes se le haya descartado o corregido un precipitante, previsiblemente se les podrá retirar la sonda vesical tras iniciar un Alfa Bloqueante tras pasar unos  3 a 7 días del evento. Si esta medida fuera frustra y se requiriese un nuevo sondaje vesical, el paciente debería permanecer con la Sonda Vesical un mayor tiempo y entonces realizar un nuevo intento de retirar el catéter. Sin esto no fuera posible, se debería plantear un tratamiento quirúrgico.

Si el volumen drenado es más de 1 litro, esto sugiere una retención urinaria crónica. La retención crónica se asocia con menos dolor, puede ser indolora y los pacientes a menudo tienen pocos síntomas urinarios. Clásicamente, los pacientes describen la enuresis nocturna, que se considera una incontinencia por rebosamiento debido a la pérdida del tono voluntario del esfínter durante el sueño.
La retención aguda de orina puede comprometer la vía urinaria superior que por hiperpresión genera daño de los glomerulos  renales lo que se traducirá en el deterioro de la función renal.

La retención crónica puede estar asociada con una función renal anormal y dilatación del tracto superior. En estos casos, el cateterismo inmediato es esencial para descomprimir los tractos superiores y permitir que la función renal se recupere. Puede producirse un período de poliuria que requiere un control estricto de los electrolitos, la presión arterial y el peso del paciente. En este tipo de pacientes debe valorarse un tratamiento quirúrgico definitivo siendo en todos los casos proscrito el retirar la sonda vesical hasta resolver la causa obstructiva. Este grupo de pacientes indefectiblemente deberán ser valorados en una consulta de Urología.

Dr. Luis Fernando Susaníbar Napurí
Urología y Medicina Sexual
Madrid Urología





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Dr. Fernando Susaníbar

Especialistas con Certificación Internacional.
Urología Sexología y Medicina Sexual.

Tratamiento quirúrgico de vanguardia.
Especialistas en Cirugía Mínimamente Invasiva y Endourología.
Consulta con Psicoterapéuta experto en Medicina Sexual.

Especialización: Fundación Jiménez Díaz
Universiad Autónoma de Madrid.
Fellowships: Chile. México. Brasil. USA. España.

English spoken. Falamos portugués

Visite nuestra pagina: www.madridurologia.com
Bienvenidos a MADRID UROLOGIA
☎: 0034 - 910 32 73 74
Próxima apertura de nuestras consultas en Corazón de María. Chanmartín. Madrid.

www.madridurologia.com

Consultas

Clínica San Juan. Arganda del Rey. Madrid

Muy pronto en Madrid...!
Calle del Corazón de María. Prosperidad. Madrid. España