Dolor en la Vía Urinaria


EL DOLOR EN LA VIA URINARIA
Artículo Especializado. MU 

MADRID UROLOGIA
www.madridurologia.com                                                                                  
Escribanos y le pondremos en contacto con un especialista. 
Fijo: (0034) 910 32 73 74
Email us: madridurologia@gmail.com 

DOLOR LOCAL Y DOLOR REFERIDO
Existen dos tipos de dolor clínicos que pueden acompañar al dolor en la vía genitourinaria: el dolor local y el dolor referido.

A la izquierda: el dolor "LOCAL" se siente en el mismo órgano afecto, como en el caso del dolor del testículo. A la derecha: el dolor "REFERIDO" se siente a la distancia del organo comprometido, como en la afección del uréter superior donde el dolor se siente en el testículo del mismo lado.




DOLOR LOCAL
El dolor local se siente “en” o “cerca” del órgano involucrado. De manera que el dolor renal (raíces nerviosas T10 – 12 a L1) se siente en el ángulo costo vertebral y en el flanco afectado. El dolor de un testículo inflamado se sentirá de igual forma en la misma gónada.

DOLOR REFERIDO
El dolor referido hace referencia al dolor que se siente "a la distancia" del órgano comprometido.

El cólico ureteral causado por una litiasis en el uréter superior puede estar asociado a un fuerte dolor en el testículo ipsilateral (del mismo lado); debido a la inervación común de estas dos estructuras (raíces nerviosas T11 – T12).

Por otro lado, una litiasis en el uréter inferior puede causar dolor referido en la pared del escroto, sin mediar dolor en el mismo testículo.

El ardor con la micción que acompaña la cistitis aguda se siente en la uretra distal en las mujeres y en la uretra glandar en los varones (S2-3).

Otras anomalías urológicas también pueden causar dolor en cualquier otro órgano (por ejemplo, gastrointestinales, ginecológicas) que tienen una inervación sensorial común a ambos. 


El siguiente esquema muestra una representación gráfica de los Nervios Gastrointestinales y Genitourinarios

Representación gráfica de Nervios Gastrointestinales y Genitourinarios A) Nervios Autonómicos y B) Nervios Sensoriales

EL DOLOR RENAL
El dolor renal típico se describe como un dolor sordo y constante en el ángulo costovertebral justo lateral al músculo sacroespinal y por debajo de la 12ª costilla. Es un dolor ondulante con exacerbaciones periódicas. Característicamente, este dolor a menudo se extiende a lo largo de la zona subcostal hacia el ombligo o hacia el cuadrante inferior del abdomen. Es susceptible de aparecer en cualquier enfermedad que provoque la distensión repentina de la cápsula renal como son la Pielonefritis Aguda y la Obstrucción Ureteral Aguda. Cabe señalar, sin embargo, que muchas enfermedades renales urológicas son indoloras ya que su progresión es tan lenta que la distensión capsular repentina no se produce. Estas enfermedades incluyen el cáncer, la pielonefritis crónica, el cálculo coraliforme, la tuberculosis, el riñón poliquístico, y la hidronefrosis debido a la obstrucción ureteral crónica.

Dolor renal referido en punteado. Dolor ureteral referido en rayas.


DOLOR URETERAL 
El dolor ureteral suele ser estimulado por una obstrucción aguda (paso de una piedra o un coágulo de sangre).
En este caso, existe dolor por la distensión de la capsular renal combinado con dolor cólico severo (debido al espasmo del musculo uretral y de la pelvis renal) el cual se irradia desde el ángulo costovertebral hacia abajo, hacia el cuadrante abdominal anterior inferior, a lo largo del curso del uréter hacia atrás.

En los hombres, el dolor se puede irradiar a la vejiga, al escroto o el testículo y en las mujeres, el dolor se puede irradiar hacia la vulva.

La severidad del cólico renal es secundario al hiperperistaltismo y a los espasmos del musculo liso de la vía urinaria en su intento de propulsar la zona de obstrucción.

El médico puede ser capaz de predecir la posición de la litiasis ureteral por la historia evolutiva del dolor y el sitio de dolor referido en cada momento del cólico.

Si la piedra está alojada en el uréter superior, el dolor se irradia al testículo, ya que la inervación de este órgano es similar a la del riñón y uréter superior (T11-12).

Las litiasis en la porción media del uréter en el lado derecho, se refiere (se siente) como dolor en el punto de Mc Burney (característico de la apendicitis) lo cual obliga a descartar una apendicitis. En el lado izquierdo, el dolor puede asemejarse a una diverticulitis u otras enfermedades del colón descendente y sigmoides (T12, L1). Cuando la litiasis desciende hacia la vejiga, aparecen edema e inflamación del orificio ureteral, lo que se traduce en síntomas de irritabilidad vesical, como la frecuencia y urgencia urinaria. Es importante tener en cuenta, sin embargo, que en la obstrucción ureteral leve, como se ve en las estenosi congénita, el dolor no es característico.



DOLOR PROSTATICO
El dolor directo de la glándula prostática es poco común. Ocasionalmente, cuando la próstata se encuentra agudamente inflamada, el paciente puede sentir un malestar vago o plenitud en el perineo o en el área rectal (S2-4). Algunas veces el dolor se percibe en la zona lumbosacra de la espalda y se suele asociar a dolor referido de la próstata, aunque no es un síntoma común de la prostatitis.

DOLOR TESTICULAR
El dolor testicular debido a traumatismo, infección o torsión del cordón es muy grave y se padece localmente, aunque puede haber algo de irradiación a lo largo del cordón espermático y la zona del hipogastrio (abdomen inferior).

Otras patología como el hidrocele no complicado, el espermatocele y el tumor del testículo no suelen causar dolor.

El varicocele puede causar un dolor sordo en el testículo que se incrementa después de un ejercicio pesado. A veces, el primer síntoma de una hernia inguinal indirecta puede ser el dolor testicular (dolor referido). El dolor de una litiasis en el uréter superior puede ser referido al testículo.

DOLOR DEL EPIDIDIMO
La infección aguda del epidídimo es la única enfermedad dolorosa de este órgano y es bastante común. El dolor comienza en el escroto, y al expandirse la inflamación hacia al testículo adyacente empeora el cuadro clínico.
En las primeras etapas de la epididimitis, el dolor se puede sentir inicialmente en la ingle o en el cuadrante inferior del abdomen. (Si ocurre en el lado derecho, puede simular apendicitis.)

COMENTARIOS
La valoración de la patología Genito-Urinaria requiere un conocimiento amplio de la Semiología Clínica para distinguir los distintos padecimientos clínicos que acontecen en aquella y realizar un diagnóstico diferencial adecuado para descartar otras patologías. 





MADRID UROLOGIA
Dr. Susaníbar
Urología y Medicina Sexual


¿PROBLEMAS UROLOGICOS?                                                             
MADRID UROLOGIA
www.madridurologia.com                                                                                  

Escribanos y le pondremos en contacto con un especialista. 
Fijo: (0034) 910 32 73 74
Email us: madridurologia@gmail.com 

Próxima apertura de consultas:
Calle del Corazón de María. Prosperidad. Chamartín. Madrid


Cirugías en Clínica San José. Grupo Quirón.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Dr. Susaníbar

Especialistas con Certificación Internacional.
Urología, Sexología y Medicina Sexual.

Tratamiento quirúrgico de vanguardia.
Especialistas en Cirugía Mínimamente Invasiva, Endourología y Robótica.

Especialización en Urología en Fundación Jiménez Díaz
Universiad Autónoma de Madrid.
Master en Sexología: Universidad Camilo José Cella.

Fellowships: Chile. México. Brasil. USA. España.

English spoken. Falamos portugués


Dr. Susaníbar en Doctoralia

CONSULTAS

MADRID UROLOGIA
Urología - Sexología - Medicina Sexual
☎: 0034 - 910 32 73 74

Consultas previa cita en:
Corazón de María 23. Primer piso B. Chanmartín. Madrid 28002. España. (Google; como llegar)

www.madridurologia.com